Portada Brigadas Blog Brigada Bolivia Anarquismo, Comités del Agua y los jesuitas
Anarquismo, Comités del Agua y los jesuitas PDF Imprimir E-mail
12/08/2006
El encuentro con Otto, del kolektibo anarquista Ají p´al culo comenzó en la parte de atrás de una furgoneta. Nos dirigíamos a la zona sudeste de Cochabamba, la parte más pobre de la ciudad. Junto con Otto, Filmer, de los Comités del Agua de los distritos más pobres de la ciudad. Íbamos a un colegio de  esta zona a hacer difusión de una charla que iban a tener al día siguiente en una parroquia de la zona. En el debate participaran jóvenes de la zona sud y también otros jóvenes invitados de El Alto en La Paz y con el título “Las demandas de octubre frente a la Asamblea Constituyente” la idea es continuar en una serie de debates que están llevando a cabo en estos momentos de especial importancia en la política de este país.En esta zona de migrantes que ha doblado su población en los últimos cinco años, también sienten lejos esta Asamblea Costituyente. Sus dirigentes no están allá y piensan que difícilmente la Asamblea puede recoger sus reivindicaciones y sus necesidades.

Filmer nos contaba que en menos de la mitad de las casas del distrito hay agua corriente, y en los cerros, don se están estableciendo los que llegan nuevos, no hay agua corriente, ni luz, ni alcantarillado. Y tienen que comprar tanques de agua, no potable, a un precio el metro cúbico que ni en Europa. Aunque el estado boliviano debería garantizar el agua y el alcantarillado a tod@ ciudadan@ de este país, en esta zona siguen sin recibir este servicio y sufren añadidamente la privatización de este servicio que se hizo en la época de Sánchez de Losada y anteriores y que se logró revertir en parte por las Guerra del Agua en el 2001 aquí en Cochabamba.  Pero en estas zonas de nuevos establecimientos siguen sufriendo esta privatización y se organizan en Comités del Agua para gestionar este recurso. Estos comités fueron los que organizaron las movilizaciones del 2001 y siguen tratando de hacer frente a estas necesidades que están tan lejos de las preocupaciones de la Asamblea Constituyente. Los Comités del Agua se organizan por distritos y el órgano supremo es la Asamblea. En la zona Sud, al existir una mayor necesidad y un más alto nivel de precariedad, los Comités están más cohesionados y coordinados entre sí.  Los Comités del Agua no confían en las instituciones estatales o municipales para llevar a cabo esta gestión del agua ya que estas han venido respondiendo a una lógica mercantilista y lucrativa por contraposición a la consideración de del agua como servicio básico y como derecho humano que manejan las comunidades, que les lleva a exigir una lógica comunitaria en la gestión de este recurso. Su propuesta actual es, por tanto, que el Estado financie (ya que actualmente son los Comités quienes pagan) y que ellas se encarguen de la distribución de forma comunitaria y autogestionada como hasta ahora.  Con Filmer y Otto estaba Jota, que forma parte del centro Vicente Cañas, una organización jesuita que da apoyo a estos movimientos sociales de la zona Sud de Cochabamba. Además de la sección de apoyo a movimientos sociales el centro tiene otra área de salud y un área legal para solucionar los problemas de lotes que existen en estos nuevos asentamientos. Jota nos explica lo difícil de la situación acá. En esta organización trabajan también dos voluntarias españolas. Estuvimos un rato compartiendo con Cristina, una madrileña que trabaja en el área de comunicación realizando programas de radio y revistas con diferentes colectivos del barrio.
 
Banner

TWITTER KI

Boletin Herriak.org

Si quieres recibir nuestro boletín de noticias, envianos estos datos.

¿Aceptas HTML?
 


En 2006 una delegacón compuesta por cinco personas de Komite Internazionalistak viajó a Bolivia con la intención de conocer de cerca el profundo cambio político que se estab produciendo. La prioridad era conocer de cerca los movimentos sociales e iniciar el interesante proceso de intercambio que siempre se da entre los pueblos. Conseguimos nuestro objetivo, nos reunimos con diferentes colectivos (de mujeres, indígenas, sindicales, de medios de comunicación alternativos...) y además, conocimos los priemeros pasos del proceso político e institucional que han hecho posible la nueva Constitución que refunda el estado boliviano cuando participamos en Sucre en la primera reunión de la Asamblea Constituyente.

Después de 500 años de represión, el proceso que está materializando en Bolivia una autentica transformación politia y social sigue vivo y no podemos olvidar que sus verdaderos protagonistas son el el pueblo y los movimientos populares de base. 

Imágenes Blog Bolivia