Portada Brigadas Blog Brigada Palestina Sheikh Jarrah, nuestra casa en Palestina, mientras esten los sin casa
Sheikh Jarrah, nuestra casa en Palestina, mientras esten los sin casa PDF Imprimir E-mail
Brigada Palestina
12/08/2009

Hoy hemos vuelto a Sheikh Jarrah, igual que ayer. Es la cuarta vez que paso por aquí, visitando a la gente que echaron colonos judíos con ayuda de la policía nuestro primer domingo en Jerusalem, pocas horas después de visitarles por primera vez. Esa visita la hicimos en su casa, las siguientes han sido debajo del árbol justo enfrente de su casa. Todas las veces me he sentido muy bien acogido, aunque me temo que ya no volverá a ser en la casa ahora ocupada por colonos. Aún así, cada vez que vuelva y esta familia me siga ofreciendo una silla de plástico y un café, lo seguiré considerando mi casa en Jerusalem.
  Después ya no. El domingo sólo encontramos un coche de policía, en una semana parece que han conseguido que la cosa esté calmada (¿quién puede calmarse en una semana si te echan de tu casa?). Así que supongo que los documentos otomanos de hace 100 años que decían que judíos vivían en esas tierras antes del 1948 darán la razón a los colonos, a fin de cuentas juegan en casa y el árbitro es casero. Desde mi ignorancia en leyes, ¿y si esta familia refugiada palestina pidiera la vuelta al sitio de donde les echaron en el 48? No soy tan ingenuo, no creo que la “justicia israelí” les den la razón en nada. Así que toca ser refugiado por segunda vez. Israel, fábrica de refugiados palestinos. El domingo cuando llegamos el ambiente se notaba tenso. Acertamos. Hoy nos ha tocado presenciar cómo es la “convivencia“ en este barrio, hemos estado cerca de la pelea ¿Puede alguien vivir cerca de quien te ha echado de tu casa sin hacer nada, simplemente estar sentado debajo de un árbol? Los chavales sí que no ocultan sus sentimientos. Se les ve desafiantes ante los colonos, otros chavales de menos de 18 años. Lo que en Vitoria sería algo normal entre chavales de su edad, aquí es el inicio de un “juego” peligroso. Un grupo de judío antisionistas, imposibles de distinguir de los otros, han venido a aporyar a los palestinos. La policia les invita a irse. A nosotros también nos trata con respeto. A los palestinos les ladran como si fueran perros policías. No puedo imaginarme lo que piensa el padre de familia que ve a los colonos en su casa sin poder hacer nada. Se le ve cansado, con los pensamientos en otro lado, porque estamos hablando en castellano y permanece con nosotros, pero como si no estuviera con nuestro grupo. No creo que esté pensando en dónde irá a vivir, porque no tiene donde ir. Israel le va a poner imposible ir a vivir a otro lado y en los territorios ocupados pronto dejaría de ser refugiado. Adlin nos lo ha explicado a la mañana (monográfica sobre Al Fatah). Nos ha contado la historia de este movimiento, que no partido político, y como han llegado a convertirse en el mayor gasto de los pocos impuestos palestinos recaudados. Ahora controlan la autoridad nacional palestina (ANP), y si esto es el germen de un estado palestino, ya no existirán refugiados en la Palestina histórica. Uno de tantos problemas que está creando la ANP a sus palestinos (Adlin ha sido claro es al dar su opinión sobre Al Fatah, son el 5º pilar, el colaboracionista). A pesar de ello, nos dice que es la única solución, y por lo tanto la mejor. Son seculares y no marxistas, así que pueden reivindicar un mínimo de derechos, sin atentar a la libertad religiosa. El por qué Israel necesita colaboracionistas nos lo explicó Stop The Wall el otro día. Quieren hacer de Cisjordania, y algo ya tienen hecho, la gallina de los huevos de oro; agricultura, industria, turismo… Todo esto con participación internacional, y lo más importante, con alguien que controle a los palestinos para que no se levante. Y qué mejor que otros palestinos. Un ejemplo de negocio internacional dejando de lado a los palestinos lo pudimos ver en Belen; visitas en autobús desde Israel, que evitan quedarse en la misma ciudad. De otra manera el dinero del turismo en Belen se lo quedarían los palestinos. Cada vez tengo más claro que aquí no ha venido nadie a imponer su religión o su nacionalidad, estas son sólo tapaderas para el expolio. Me es triste descubrir que el problema es el mismo que en otros sitios: robar riquezas a unas gentes y convertirlas en esclavos. Israel, fábrica de esclavos palestinos también. De que la raíz del conflicto es económica están de acuerdo los anarquistas israelíes que nos juntamos el lunes. Coinciden en la solución con muchos de los palestinos que nos hemos reunido; un estado único, que respete un mínimo de derechos, los mínimos que hagan posible la convivencia entre judíos, musulmanes, cristianos, ateos… Esta ha sido una sorpresa para mí, yo que creía que los palestinos no querían a ningún judío en la Palestina histórica.  Así que mientras Israel recoge dinero de judíos sionistas o de ayudas de la ONU o de los impuestos que cobra a sus ciudadanos para guerras o muros apartheid, los países de occidente participan del pastel de Cisjordania, o las élites palestinas cobran 20.000 euros al mes, los que sufren el conflicto en sus carnes son los mismos de siempre, mi familia de Sheikh Jarrah, expulsada de su casa dos veces, pero a la que no dejaran en paz hasta convertirla en mano de obra barata, en esclavos del S. XXI.
 
Banner

TWITTER KI

Boletin Herriak.org

Si quieres recibir nuestro boletín de noticias, envianos estos datos.

¿Aceptas HTML?
 
palestina
Durante estos años la brigada de Palestina se ha llevado a cabo a través del PCHR (Centro de DDHH) y Health Work Commitees, y contactado con diferentes partidos políticos, sindicatos, asociaciones de mujeres y asociaciones de presos políticos con el objetivo de que l@s brigadistas adquieran una visión lo más completa posible de la realidad tanto política como social del país. Las brigadas se han realizado durante los meses de julio y agosto en distintas localidades palestinas: Belen, Ramala, Nablus, Gaza... 

Imágenes Blog Palestina