Portada Brigadas Blog Brigada Paraguay Tekojoja, vida en común, proyecto del pueblo
Tekojoja, vida en común, proyecto del pueblo PDF Imprimir E-mail
09/09/2008

Jorge Galeano, persona muy cercana a Sixto Pereira, único senador del movimiento Tekojoja, lleva a sus espaldas más de 20 años de luchas campesinas, lo que le ha hecho pasar por la cárcel varias veces. Pertenece, junto a Sixto, al pequeño grupo de personas que decidieron hace tres años cuando nadie le conocía, lanzar al actual presidente a la política y fundar Tekojoja, un movimiento o coordinación de movimientos que aunque no ha tenido mucho reflejo electoral, recoge las luchas principalmente campesinas pero también de sectores urbanos que más han transformado en los últimos tiempos en Paraguay.

  Campesino y militante del Movimiento Agrario Popular (MAP) en la región de Caaguazú su larga lucha junto a los compañeros del MAP se ha visto reconocida en parte con la recuperación de tierras anteriormente vendidas a brasileños para el cultivo extensivo de soja transgénica y el establecimiento del asentamiento que también lleva el nombre de Tekojoja. Por el camino se han quedado dos de sus compañeros campesinos, asesinados por uno de estos brasileños. Comenzamos la charla con Jorge haciéndonos un repaso a la historia de la lucha campesina que según nos cuenta, empezaron cuando los primeros españoles trataron de someter al pueblo guaraní que habitaba estas tierras. Durante muchos años el campesino paraguayo ha producido diversidad, verduras, frutas y también poseía pequeños animales domésticos y conservaba costumbres guaranis de recolección de plantas y raíces medicinales y salía de caza y pesca para completar su alimentación. Además la mayoría de las tierras eran comunitarias y mucho del trabajo se hacía en “mingas”, el trabajo colectivo. Como en casi todos los países, es el campesino quien más sufre las dos guerras en las que participa Paraguay, la de la triple alianza y la del Cacho, acabando con más de la mitad de la población, en su mayoría campesina. Y todo en interés del capitalismo y de las potencias extranjeras.  Es con la dictadura y para acallar ciertos vientos reivindicativos sobre la reforma agraria que se extendían por Latinoamérica en los 60´s cuando Strossner introdujo el cultivo del algodón en extensivo, que se extendió rapidamente por lo adecuado del suelo y del clima y el buen precio que en aquellos tiempos tenía el algodón en el mercado internacional. Primer paso en la mecanización del campo y se acompañaba con la expulsión de miles de campesinos e indígenas para dejar el campo libre a las grandes extensiones de algodón. Esto junto con la criminalización de todo lo que tuviera un pequeño olor a colectivo durante la dictadura de Strossner hizo que el campesinado perdiera en gran parte su identidad colectiva y de producción de la diversidad y que el campo quedara en manos de unos pocos “amigos” del dictador.  La caída del dictador no cambió gran cosa el panorama en el campo y solamente las Ligas Agrarias Cristianas bajo el ala progresista de la iglesia tuvieron cierto desarrollo en el interior. Y es así que llegamos a esta década atravesada por la caída de los precios del algodón y la entrada de otros cultivos en extensivo como la soja y el maíz, con el agravante de que estos últimos son transgénicos. Los movimientos campesinos empezaban a organizarse de nuevo cuando la presidencia de Nicanor Duarte respondió con una enorme represión que dio con más de 2000 campesinos en la cárcel y casi 50 campesinos asesinados por fuerzas paramilitares y policiales. Estos episodios represivos, junto con otras coyunturas políticas hicieron que en algunos de estos sectores campesinos se comenzara a debatir sobre la necesidad histórica de dar el salto hacia la política. Traspasar las reivindicaciones más gremiales para hacer programas políticos más globales. Las dinámicas paraguayas se entremezclaban con los debates en torno al surgimiento de una nueva izquierda latinoamericana. Se empezó a ver claro que también Paraguay se tenía que sumar a este resurgimiento de la lucha de la izquierda. Tenienbdo en cuenta eso sí el pasado de Paraguay y la gran represión vivida en los últimos 60 años que hace que se tengan que dar muchos pasos todavía, pero se está en el proceso. Y es así como surge Tekojoja, de una serie de movimientos campesinos principalmente, pero también urbanos y es como se le propone a Fernando Lugo que de el salto a la política primero y que se le postule para presidente poco después. Entroncando su discurso en la lucha contra la enorme corrupción en la que está envuelto el país y en la lucha contra la desigualdad y recorriendo el país en un dialogo abierto con el pueblo se entró en una campaña electoral en la que se cometieron algunos errores y muchos aciertos y que llevó a Fernando Lugo a la presidencia del país, derrocando 60 años de coloradismo. Pero también logrando una mínima representación de la izquierda en el Senado y el Congreso con un solo senador de Tekojoja.  Jorge señala la desunión de los diversos proyectos de izquierda a la hora de presentar listas al Congreso y Senado, junto con el acierto de retirar el candidato a presidente por parte del partido liberal y unirse al a candidatura de Lugo como las principales razones de esta poca representación de la izquierda, teniendo en cuenta que el candidato a la presidencia sí que ganó.  Una vez que Lugo ganas las elecciones Tekojoja junto con otros movimientos sociales comienzan a trabajar para dar el apoyo social necesario a Lugo para que pueda ir dando pasos hacia una verdadera política de izquierdas y se crea así el Frente Social y Popular. Una coordinación de partidos y movimientos sociales que trabaja en torno a mesas temáticas que debate y proponen soluciones a los problemas específicos que afectan a las gente de los sectores urbanos y campesinos. Debates en torno al desempleo, la corrupción o los sindicatos en las ciudades o los deudores, la tercera edad o los sin tierra en el campo siren como verdadera fuente de ideas y propuestas dispuestas a ser recogidas por el gobierno Lugo. La conformación de este gobierno no ha sido nada fácil y algunas de las carteras más importantes han quedado en manos de los liberales, que recordamos sacó 14 senadores, conformando la segunda fuerza política después del partido colorado y que conformaban parte de la Alianza Patriota para el Cambio que apoyó a Lugo en su carrera hacia la presidencia. Como bien apunta Jorge, la subida de Lugo al poder ha sido un pequeño gesto que se quedará en nada si no viene acompañado de una serie de movilizaciones del pueblo paraguayo en apoyo a las políticas de izquierda que este gobierno vaya conformando. Enfrente tiene un enorme monstruo alimentado durante 60 años y que sigue teniendo el apoyo de grandes explotadores del campo.  Jorge nos comenta que según su opinión es demasiado pronto para hablar de una asamblea constituyente y que antes hay que dar muchos pasos para llegar a ella en una correlación de fuerzas mucho más favorable. En el ámbito internacional ven al pueblo vecino boliviano como el espejo donde mirarse, pero con las distancias antes indicadas.  Y así pasaron dos horas de charla compartiendo un mate calentito en su casa de Vaquería mientras fuera llovía y arreciaba este extraño invierno paraguayo que pasa de 35 a 10 grados en apenas unas horicas. Más tarde fuimos con el al asentamiento Tekojoja… pero esa ya es otra historieta que teclean a mi lado.
 
Banner

TWITTER KI

Boletin Herriak.org

Si quieres recibir nuestro boletín de noticias, envianos estos datos.

¿Aceptas HTML?
 
paraguay
Una delegación de KI viajó a Paraguay en Septiembre de 2008 con el objeto de conocer el panorama político y social que se vislumbraba tras el triunfo electoral de la Alianza Patriótica para el Cambio que puso fin a 61 años de gobierno del Partido Colorado.

Durante el viaje se mantuvieron contactos con diferentes movimientos sociales y políticos. Además, con el objeto de conocer de cerca la lucha por la tierra y la soberanía alimentaria (uno de los ejes principales de la necesaria transformación política y social del país), se visitaron diferentes asentamientos campesinos.

Imágenes Blog Paraguay