Portada Brigadas Blog Brigada Paraguay Asentamiento Tekojoja y ocupación Parirí
Asentamiento Tekojoja y ocupación Parirí PDF Imprimir E-mail
12/09/2008

El asentamiento Tekojoja resiste!

 

En los años 80 comenzó la ocupación de tierras en lo que hoy es el asentamiento Tekojoja, cerca de Vaquería (Departamento de Caaguazú). Fueron años duros en plena dictadura de Stroessner, con un gobierno que  daba todas las facilidades a los hacendados brasileros para establecer sus latifundios en la zona. No menos duros han sido los años 90 y en especial los años  2003, 2004 y 2005 en los que la represión ha continuado mediante amenazas, asesinatos y ha llevado a la cárcel a centenares de personas. El asentamiento ha sufrido tres  desalojos de extremada violencia, destruyeron con excavadoras cultivos y quemaron las casas de los campesinos dejándolos literalmente sin nada. En Junio de 2005 pistoleros pagados por los latifundistas brasileros (con la inestimable ayuda de la policía) asesinaron a Angel Cristaldo y Leoncio Torres que participaron junto a los compañeros/as del asentamiento en un bloqueo para evitar que las excavadoras se llevaran por delante una vez más lo que tanto esfuerzo había costado crear. Tras el enfrentamiento decenas de personas entre las que se encontraban niños/as de corta edad fueron llevados a prisión. En total son cerca de 80 las personas asesinadas y desaparecidas en la lucha por la defensa de la tierra en Paraguay. La presión ejercida por la invasión de las tierras por parte de los sojeros ha desplazado a centenares de familias de campesinos a los arrabales de la capital y las principales ciudades del país o malviven esperando a la basura que traen los camiones a los vertederos.

León (padre de Angel Cristaldo) recuerda como mataron a su hijo de 20 años, impresiona la fuerza de sus palabras cuando dice que sus problemas de salud y su avanzada edad no le permiten mantenerse en primera línea de lucha, comenta que quizás él no llegue a verlo pero que ahora con este cambio de gobierno al menos tiene una esperanza de que la gente campesina pueda vivir dignamente en el campo. Jorge Galeano es líder del movimiento campesino MAP (movimiento agrario popular) y del movimiento Tekojoja, ha sido encarcelado y en ocasiones ha tenido que mantenerse en la clandestinidad por las amenazas. Su hermano Antonio también ha sufrido la cárcel, torturas e intentos de soborno para abandonar la lucha campesina. Los medios de comunicación les han apuntado como terroristas por el simple hecho de defender la dignidad campesina frente a los intereses de los sojeros brasileros.

 

Hoy en día la vida en el asentamiento viven 48 familias, de la mera resistencia han pasado a producir cultivos (principlamente para autoconsumo), han conseguido tierras que en su mayoría son cultivadas de forma colectiva (la producción colectiva es uno de los ejes de sus reivindicaciones), aunque mantienen parcelas de entre 3 y 7 hectáreas para uso individual de cada familia. Actualmente se encuentran negociando con el INDERT (Instituto de la Tierra) la compra de algunas hectáreas más para el asentamiento. Por otro lado no abandonan la idea de seguir ocupando tierras robadas por los latifundistas, pero para ello deben producir los alimentos necesarios para resistir una nueva ocupación de tierras.

 

La cercanía de los extensos campos de soja ejerce una fuerte presión sobre la comunidad, cuando fumigan los campos de soja queman los cultivos de la comunidad campesina, contaminan el agua de bebida, y en ocasiones niños y familias enteras son literalmente fumigados con pesticidas.

 

El asentamiento dispone de un semillero de plantas, una radio comunitaria y escuela. Uno de los grandes retos de la comunidad ahora es la capacitación y formación del campesinado y dotar a las familias de los medios adecuados para el cultivos de las tierras. Consideran importante la presencia internacional en el asentamiento durante las ocupaciones y que se conozca la situación de lucha así como la presión que se pueda realizar sobre el gobierno para que se reconozcan sus reivindicaciones.

 

Las mujeres dirigentes campesinas

Como bien nos comentaron las mujeres de CONAMURI no es nada fácil para una mujer ser dirigente campesina. Y no lo ha sido para Gilda Roa, del MAP. Aunque ahora la relación con sus padres es un poco mejor durante muchos años su padre le presionó mucho para que dejara de asistir a reuniones. Hasta el punto que tuvo que irse a vivir donde una abuela suya que si que la apoyaba en su camino. Camino nada fácil en una sociedad rural extremadamente machista, donde los propios dirigentes no dan espacios a la participación de la mujer.

Gilda estuvo cuatro meses en la Escolha Nacional Florestan Fernandez del MST en Sao Paulo (Brasil) en un curso de formación donde participaron casi 100 campesinos de más de 15 países. También ha estado este pasado año más de un mes de gira por diversos países europeos difundiendo la difícil lucha de los campesinos en contra de las plantaciones extensivas de soja, contando los diversos episodios de envenenamiento por las fumigaciones de niños, mayores y animales. Los dueños de estas grandes extensiones de soja no cumplen ninguna de las normativas medioambientales del uso de estos herbicidas, que forman un pack junto con las semillas transgénicas y que distribuyen las multinacionales Cargill, Monsanto o Bunge.

 

La vida de Gilda transcurre entre las comunidades campesinas de Caaguazú y reuniones en Asunción. Tratando que otras mujeres de las comunidades sigan su camino, impulsando el Frente Social junto con otras compañeras de otras organizaciones, exigiendo al gobierno y al INDERT que pongan en marcha políticas de crédito y apoyo al pequeño agricultor que en la actualidad no hay ninguna. Vida frenética de esta mujer de 28 años que apenas tiene tiempo para hacer planes de que va a plantar en su chacra este año, luchando por un verdadero desarrollo humano en el campo paraguayo.

 

Ocupación Parirí

Después de hacer noche en el asentamiento Tekojoja vamos hacia la ocupación que los campesinos del MAP tienen en Parirí. Rodeados de mares de soja que están en manos de sojeros brasileños esta ocupación intenta ser una punta de lanza en la recuperación de todos estos terrenos, que la reforma agraria estableció para repartir entre campesinos, pero que diferentes maniobras han dejado en manos de los brasileños. Casi tres años de ocupación donde han sufrido varios desalojos y quemas de sus casas por parte de la policía unas veces y de los brasileños otras, resisten envueltos en una enorme precariedad, cultivando pequeñas huertas de poroto, mandioca y hortalizas.

 

Son solo siete familias de las cuales solo tres aguantan desde el principio, pero en los ojos de esta gente se ve resistencia, lucha quizás también mezclada con una mirada de desconfianza hacia las muchas visitas recibidas y la esperanza frustrada puestas en ellas y en promesas que por ahora no se cumplen. El origen de estas familias es muy diverso. Sin tierra desplazados de otras zonas, trabajadores hartos de esclavizarse por sueldos miserables o desplazados de centros urbanos no pueden mirar más allá de la manera de conseguir la comida de mañana. Eso sí, comparten con nosotros lo poco que tienen.

 

Apoyados moral y suponemos que económicamente también un poco por el cercano asentamiento Tekojoja, miran con esperanza hacia ese asentamiento pero también con miedo a los tractores y máquinas que se mueven a su alrededor en los cultivos extensivos. Nos hablaron de la necesidad de recuperar la comunidad, de lo necesario de tener una canchita y una despensa (tienda) para que los jóvenes tengan un espacio de ocio y recuperen las ganas y la ilusión. Nos pidieron que difundiéramos su situación, su lucha. Y en esas estamos.

 

Preparando también la futura visita del director del INDERT a la zona nos marchamos de allá con la rabia de ver la injusticia y no poder hacer nada más allá de escribir estas líneas y de intentar trasmitirles todo nuestro apoyo y fuerza.

 

 

Reunion del MAP (movimiento agrario popular)

 

Antes de ir al asentamiento Tekojoja y en una mañana fría y lluviosa tuvimos la oportunidad de asistir a una reunión del MAP allá en Vaquería. Asistieron 7 personas de diferentes asentamientos de los alrededores junto con Gilda y Jorge. La reunión se celebró toda en guaraní-yopara así que no pudimos enterarnos de los detalles pero sí un poco de los temas que estaban tratando. En un primer lugar Jorge y Gilda les pusieron un poco al día delo que había sido la ultima movilización de apoyo a Fernando Lugo en Asunción del Frente Social junto con otros colectivos y partidos. También hicieron un repaso al reparto de poder dentro del gobierno Lugo y como se trabaja desde las carteras ocupadas por Tekojoja en un claro plano social.

 

Pasaron después a preparar una próxima visita que el director del INDERT, instituto para el reparto de la tierra paraguayo realizará a la zona de Vaquería a final de este mes. Quieren aprovechar para trasladarle diferentes necesidades de la zona y para ello tienen que consensuarlas con todas las comunidades y asentamientos de la zona. Finalmente estuvieron discutiendo sobre el tema de salud en el departamento y el reparto de los centros de salud, pero de esto no nos enteramos demasiado.

 

Después de compartir unas milanesas con ellos siguió la reunión hablando del Frente Social y Popular y de cuales eran las pautas a seguir en el futuro, como funcionarán las mesas temáticas de debate. Con las principales ideas de reforma agraria, recuperación de la soberanía del sector energético, la reactivación de la producción con generación de empleo y una América Latina libre y soberana trabajaran con la idea de apoyar las políticas de izquierda que el gobierno Lugo ponga en marcha.

 

 

 
Banner

TWITTER KI

Boletin Herriak.org

Si quieres recibir nuestro boletín de noticias, envianos estos datos.

¿Aceptas HTML?
 
paraguay
Una delegación de KI viajó a Paraguay en Septiembre de 2008 con el objeto de conocer el panorama político y social que se vislumbraba tras el triunfo electoral de la Alianza Patriótica para el Cambio que puso fin a 61 años de gobierno del Partido Colorado.

Durante el viaje se mantuvieron contactos con diferentes movimientos sociales y políticos. Además, con el objeto de conocer de cerca la lucha por la tierra y la soberanía alimentaria (uno de los ejes principales de la necesaria transformación política y social del país), se visitaron diferentes asentamientos campesinos.

Imágenes Blog Paraguay